20 años, la edad más bella

20 años, la edad más bella
marzo 13 19:33 2017

1 de noviembre de 1996 fue el día escogido para llevar a cabo el acto de inauguración de la SDA en Venezuela. El evento se llevó a cabo en el cine teatro de la Casa de Italia de Maracay (CIM) y esa noche La Boheme fue el marco musical que engalanó la noche, una noche mágica, una noche llena de emo­ciones y entre la más significativa sin duda alguna fue el momento cuando de manos del integrante del extinto Comité de la SDA de Caracas que se constitu­yó en 1953: Giuseppe De Stefano entregó a la fundadora y primer presidente del recién inaugurado Comité de la SDA en Maracay, Cav. Margherita Cavani, un manuscrito como testimonio inequívoco de que estábamos recogiendo el tes­tigo iniciado aquellos años.

Desde ese día a hoy, mucha agua ha corrido bajo el puente, nada más y nada menos que dos décadas de historia, una historia linda, llenas de anécdotas, en­cuentros y actividades resumido en un video de 5 minutos proyectado, la noche del 01 de noviembre del 2016, en pantalla gigan­te en el recién remodelado cinema teatro de la CIM (ht­tps://www.youtube.com/watch?v=7mBYltAfpzo).

Esa noche empezó con las palabras de la directora de cultura de la CIM, Lic. Evelyn Ranauro-Borges, quién le dio en­trada a la coral Luciano Pavarotti para que entonaran los respecti­vos himnos nacionales, y luego de las palabras del actual presiden­te, Mariano Palazzo, fue el turno del presidente de la CIM, Miguel Tortola para dar su saludo y bien­venida al embajador de Italia en Venezuela, su excelencia Silvio Mignano, quién se hacía presen­te para regalarnos el canto 34 del poema de Ludovico Ariosto, cele­brando también los 500 años de la publicación del Orlando Furio­so, demostrando que esta obra así como el universo es un laberinto de infinitas posibilidades. La ocasión fue propicia para conferirle la orden CIM en su I clase, así como un reco­nocimiento otorgado por la SDA ela­borado por dos artistas aragüeños: Benito Parra y Ricardo Castro.

Presentes para la ocasión el cón­sul general de España, el presidente de la Cámara de Comercio Italo ve­nezolana a nivel nacional (CAVENIT), Alfredo D’Ambrosio y del capítulo Aragua, Ciro Mauriello, el presiden­te de la Federación Deportiva de Clubes Italo Venezolanos (FEDECIV), Junio Chiari y de la de Jóvenes Italo venezolanos (FEGIV), Antonella Pin­to, representantes de COMITES, de la iglesia, de la academia (Colegio Juan XXIII único co­legio que dicta clases de italiano en el estado Aragua), las asociaciones regionales (Abruzzo, Campania, Emilia Romagna, Molise, Puglia, Sicilia, Toscana, Veneto), los clubes hermanos de la ciudad (Centro Hispano, Casa Por­tuguesa, Casa Apure), significativa la presencia de uno de los fundadores de la casa de Italia de Maracay, el Cav. Ettore Rossi y muchos, muchos más.

La noche continuó con el bautizo del primer libro de Aldo: Viaje Onírico en el mundo de Dante, escrito que na­rra una entrevista imagina­ria con el altísimo poeta, así como el recorrido realizado por el periodista por 15 esta­dos venezolanos recogiendo anécdotas de cómo se co­noce y estudia al padre de la lengua italiana en esos pue­blos y ciudades. El padrino de bautizo fue el mismo pre­sidente de la CIM y el pres­bítero Jesús Díaz Dagger de la Parroquia San Carlos Bo­rromeo fue quién bendijo la publicación. El Padre Dagger recordó el hecho de que el mismo papa Francisco ha invitado a leer a Dante Ali­ghieri definiéndolo como el profeta de la esperanza.

Es justo destacar que la venta de los primeros 25 libros fueron donados a la casa di riposo Angelo Petricone de Maracay, que se sumaron a los otros diez que el mismo embajador adquirió con el mismo fin.

La noche culminó con un exquisito concierto a cargo del ensamble de flautas del estado Aragua pa­seándonos primero por Italia con las notas y melodías escritas por Antonio Vivaldi y sus cuatro es­taciones, Pietro Mas­cagni y su Cavalleria Rusticana y la eterna O’Sole Mio de Eduardo Di Capua, y luego las no­tas venezolanas inunda­ron la escena con Dama Antañona de Francisco de Paula Aguirre, Venezuela de Pablo Herrero y José Armenteros y el magistral cierre con Alma Llanera de Pedro Elías Gutiérrez.

La energía estaba en su punto más elevado y todos juntos cantamos el cum­pleaños mientras la hermosa torta hacia su entrada. So­plamos las velitas y llenos de alegría y felicidad degusta­mos el exquisito relleno italiano de este extraordinario dulce elaborado por expertas manos italo venezolanas de la pastelería Ariston dirigida por el señor Giovanni.

Pero las celebraciones no terminaron aquí, porque el miércoles 02 de noviembre continuamos con el taller introductorio a la Divina Comedia, donde no solo inter­vinieron el embajador de Italia comentándonos el canto XXVI del Infierno, y Miguel Tortola quien nos ilustró la presencia del máximo poeta en la CIM, o Michela La Cruz con su galería foto­gráfica inspirada en la obra de Dante, sino que nos deleitamos con todo el conocimien­to del Dr. Jefferson Plaza, catedrático de la Universidad Central de Venezuela quien nos hizo un recorrido desde la carta a Cangran­de della Scala, pasando por el canto V y XXXI­II del Infier­no, así como los cantos VI de cada cán­tica, los lla­mados cantos políticos para cerrar ilustran­do lo grotesco y lo carnavelesco del infierno dantesco. El taller lo completo el audiovisual de Franco Nem­brini: Cento canti y la Vita Nova y la discusión del libro bautizado la no­che anterior.

Palabras de agradecimiento expresaron los más de 20 parti­cipantes al reci­bir sus respecti­vos certificados y cuya conclusión inmediata es la inminente apertura de un ciclo de lectu­ras dantescas coordinado por el comité de lectura de la CIM, y desde ya podemos decir que una semilla hemos sembrado, así como sembraron un araguaney, el árbol nacional, como símbolo perpetuo de paz y hermandad en la mañana en la Plaza Italia, el embajador de Italia, el presidente de la Casa de Italia de Maracay y el alcalde de la ciudad, Pedro Bastidas. La máxima autoridad de la ciudad jardín se sentía tan a gusto que se quedó junto al padre Georges Mousalli, de la parroquia de San Jacinto a escuchar las conferencias de la mañana y a almorzar con los representantes de la colectividad italo venezo­lana.

Es importante destacar que estas actividades tuvie­ron repercusión mundial, al no solo quedar reseñadas en el boletín que la sede central de la SDA en Roma que emite semanalmente, confiriéndole a nuestra ins­titución el honor de enca­bezarlo como el comité de la semana, sino que además recibimos felicitaciones desde Buenos Aires (Argen­tina) de puño y letra de su presidente el abogado Mario Orlando y donde el año que viene se llevará a cabo el congreso mundial de la SDA, de Forli en Emilia Romagna e incluso desde Sassari en Sardegna quienes manifesta­ron su orgullo de que un artista sardo Giosuè Mrongiu fuera el artista con que inauguramos el martes 01 nues­tras actividades celebrativas.

Al caer la noche hicimos entrega de los respectivos reconocimientos a todos quienes de alguna mane­ra han apoyado y partici­pado en estas celebracio­nes destacando a Mirna Casinelli, Miguel Tortola y Evelyn Ranauro-Borges y cerramos con broche de oro, al regalarnos el em­bajador una caricatura de su autoría hecha esa mis­ma noche para deleite de todos quienes estábamos presentes.

Sin duda alguna el con­cepto de ITALSIMPATIA me­jor no pudo quedar definido en estas 48 horas de festejos por los 20 años de la SDA en Venezuela!!

20 anni l’età più bella!!

Mariano Palazzo

  Categorie: