¿Por qué se celebra el Día de la Madre?

¿Por qué se celebra el Día de la Madre?
septiembre 13 11:11 2017

El segundo domingo de mayo es el día en que se honra a las madres y se les agradece el trabajo que hacen por la familia. Por un día la mamá se convierte en la más mimada de la casa y se le agasaja con regalos y celebraciones. ¿Cuál es el origen de esta celebración? Cierto que, en los últimos años, al igual que ocurre con otras muchas festividades (el día del padre, navidad …) ha adquirido un carácter comercial muy importante, pero no siempre fue así. Todo lo contrario.

Se tiene constancia de que las primeras celebraciones del día de la madre tuvieron lugar en la antigua Grecia. Por aquel entonces rendían honores a Rea, la madre de los principales dioses helénicos. Los romanos acogieron esta costumbre y más tarde lo harían también los católicos, que honraban a la virgen María, la madre de Jesús. Lo fecharon el 8 de diciembre, onomástica de la Inmaculada Concepción.

La antigua madre: una honra a la divinidad

Durante los siglos XVII, XVIII y XIX se organizaron diversos homenajes para honrar a las madres en distintos puntos del planeta y en muchas veces con un punto de vista feminista y reivindicativo para con sus derechos. Sin embargo, no fue hasta el siglo XX que cuajó la idea tal y como hoy la conocemos. Fue el 12 de mayo de 1907 cuando Ana Jervis organizó el día de la madre para honrar a la suya, que había fallecido dos años antes.

Inició una campaña para que se institucionalizara el día y fue en 1914 cuando el presidente Woodrow Wilson estableció que el segundo domingo de mayo se celebraría el día de la madre en Estados Unidos. A partir de ahí el resto de países fueron adoptando este día en función de su calendario.

Resulta curioso que tanto el día de la madre como el día del padre tuvieron unos orígenes similares. En ambos casos se trató de una hija que quiso honrarles en señal de agradecimiento y que trabajó para conseguir que se institucionalizara ese día. Las dos festividades tienen su origen más moderno en Estados Unidos.

Celebración con mamá

Desde sus inicios la celebración del día de la madre ha tenido un cierto carácter religioso, algo que se reforzó al hacerla coincidir con un domingo o, en el caso de España, una de las onomásticas religiosas más importantes de todo el año. Lo habitual era que la familia acudiera junta a misa y que tras la misma los hijos hicieran algún regalo a la madre. Luego todos juntos participaban de una comida.

En un principio estos regalos eran flores silvestres recogidas de camino a casa o alguna manualidad improvisada por los más pequeños de la casa. En los últimos años se fue extendiendo la compra de regalos y hoy en día se ha acabado por convertir en una fiesta comercial en la que lo que prima es el presente que se le entregue a la mamá y se deja de lado el componente de agradecimiento que tienen la celebración en si misma.

El día de las madres en Venezuela se celebra el 14 de mayo de 2017. Siempre es segundo domingo de mayo. Las semanas previas a esta fecha los niños en los colegios dedican unas horas al día a preparar un regalo para sus mamás. Porque como se suele decir “madre no hay más que una”. La mamá es a quien primero acudimos cuando tenemos un problema. Quien sin preguntarnos ya sabe lo que nos pasa. Quien siempre estará a nuestro lado, en los buenos y en los malos momentos.
Por eso, se merecen más que una flor, un perfume o un regalo. Se merecen que cada día les demostremos cuanto las queremos.

Todos los días tendrían que ser el día de la Madre

Te quiero mucho mamita
madre eres una rosa
y a la vez muy hermosa
tus ojos son muy bonitos,
como ositos
eres grandiosa y una diosa
tus palabras son dulces
como tú luces

El día de la madre es una ocasión perfecta para recordar a nuestras mamás lo importantes que son para nosotros. Las fechas del día de la madre son diferentes en cada uno de los países. Esta fecha para el año 2017 coincide también con la conmemoración que se hace en muchos países del mundo.

Origen del Día de la Madre en Venezuela

La iniciativa de Venezuela para celebrar un día dedicado a las madres se hizo por primera vez el 24 de mayo de 1921 en Valencia, Estado de Carabobo, por el Dr. Jesús María Arcay Smith. Él era el presidente de una asociación llamada “Caridad y Concordia”, quien logró que fuera oficializado por el Concejo Legislativo.

Posteriormente, 82 Concejos Municipales de Venezuela decretaron por igual esta celebración, hasta que en el año 1924 una ley del Congreso Nacional decretaba la celebración anual, en todo el territorio Nacional de “el día de las tres madres”.

Esta celebración, poco a poco fue adaptándose a las festividades internacionales y perdió su nombre original. Hoy la conocemos simplemente como el “día de las madres”.

Un día para los padres

Desfilaba el año 1909 cuando una mujer llamada Sonora Smart Dodd, quien asistía a una misa con motivo del día de la madre que apenas tenía dos años celebrándose, se le ocurrió hacer otra misa para homenajear a su padre, un veterano de la guerra civil que había enviudado cuando su esposa daba a luz a su quinto hijo, quedando a cargo de los cinco niños, criándolos de manera ejemplar.

Originalmente la idea era que la misa se celebrara el 5 de junio, día del cumpleaños de Mr. Smart, pero por la premura en los preparativos se decidió correr la fecha para dentro de dos semanas.

La intención de la festividad era destacar el papel de los padres en la sociedad, especialmente de aquellos papás que, como su progenitor, cumplían el rol de padre y madre a la hora de levantar y educar a sus hijos.

Es así como el primer día del padre tuvo lugar en Washington el 19 de junio de 1910.

He aquí el origen de por qué se celebra el día del padre el tercer domingo de junio. La voz se corrió y paralelamente se celebraron misas como homenaje a los padres en otras ciudades de Estados Unidos.

Aunque el primer Día del padre se celebró en dicha fecha, oficialmente se celebra en todos los Estados Unidos desde 1924, cuando el presidente de entonces, Calvin Coolidge, lo declaró como celebración nacional.

En 1966 el presidente estadounidense Lyndon B. Johnson firmó una proclamación que declaraba el 3er. Domingo de junio como fecha para la celebración del día del padre.

Con el pasar de los años, se creó la tradición de dar presentes en este día a los padres. Esto ocasionó que el día se comercializara y que las grandes tiendas por departamentos promocionaran el Día del padre para vender sus productos. Es así como esas primeras celebraciones netamente familiares e íntimas se han transformado, pues, con el correr de los años en una celebración que mezcla lo sentimental con lo comercial. El día del padre se convierte así en un producto de exportación que ha trascendido las fronteras de los Estados Unidos.

Hoy en día se celebra el Día del padre en todos los países de Latinoamérica y en muchos otros países del mundo, como un día festivo para celebrar la paternidad y crianza por hombres.

El día del Padre en Venezuela, se celebra el tercer domingo del mes de junio. En esta fecha no solamente se rinde tributo al padre, sino también a todos aquellos hombres que actúan como figuras paternas, como son los padrastros, tíos, abuelos, y en general aquellos que contribuyen en la crianza de los pequeños.

Hasta hace pocos años, el padre era considerado como proveedor y quien imponía las reglas en el hogar; el padre era muy respetado y querido, pero se mantenía una relación vertical de mando y obediencia dentro del núcleo familiar.

Sin embargo, cómo no reconocer la disciplina y rectitud con la que educaban a sus hijos, cómo no recordar sus enseñanzas y consejos que con sabiduría impartían en largas tertulias familiares, cómo no enorgullecerse de que dieron un nombre limpio, respetable y digno como la más grande herencia del ser humano.

En la actualidad los roles de los padres han cambiado, si bien es cierto sigue siendo el eje del hogar, sus actividades son compartidas con la madre y viceversa, es decir el padre y la madre trabajan fuera de casa para llevar el sustento al hogar, pero de igual manera ambos comparten los quehaceres del hogar y la crianza de los hijos.

Este cambio en la estructura familiar ha ennoblecido aún más la función del padre, porque vive y comparte más experiencias enriquecedoras con sus hijos y su compañera, haciendo la vida más alegre y llevadera, con mayores manifestaciones de amor, cariño, ternura y respeto por parte de los padres, construyendo vínculos familiares indestructibles.

  Categorie: